Categoría Emprendimiento

¿ESTÁS PENSANDO EMPRENDER?

ESTAS BASES TE VAN A AYUDAR MUCHO…

Parte 1 de 4 – Bases – Pilares

Comenzar un emprendimiento es un gran reto. Sólo la dedicación, constancia y pasión podrán hacer de este duro camino algo gratificante, existen algunos pilares que pueden ayudarte a llevar este camino de forma más suave. Una vez que lo hayas logrado disfrutarás de los resultados de haber puesto tanto esfuerzo. Por ahora, el inicio es fundamental y para eso, he aquí algunas bases y pilares para emprender.

No te precipites, antes de iniciar, pregúntate:

  1. ¿Cuál es el propósito intangible que hay detrás de mi producto o servicio?
  2. ¿Tengo la suficiente pasión por esa idea (producto, servicio, proyecto)?
  3. ¿Tengo el talento para sacar adelante esta idea?
  4. ¿Puedo colocar mis habilidades, talento, vocación, profesión al servicio de alguien con esta idea de negocio? ¿La idea de negocio está alineada a mi proyecto de vida?

Ustedes dirán, pero si yo lo que necesito es hacer dinero y no depender de un trabajo, más cuando estamos en una situación de incertidumbre y cada vez hay menos estabilidad laboral. De acuerdo, todo es válido y pueden ser razones para pensar en emprender, y ante todo es claro que una empresa se crea para que sea rentable, pero si el único objetivo es hacer dinero, yo te diría que lo reconsideres, el dinero es algo que debe llegar por añadidura, si tienes los otros elementos: pasión, conocimiento, expertiz, propósito e intención de servicio seguramente va a ser mucho más fácil sacar adelante tu idea de negocio y hacerla rentable.

Hacer empresa es todo un carrusel, vas a tener momentos buenos, otros no tanto, así como hay variables que te favorecerán, habrán otras que no podrás controlar, piensa no más si alguien podía prever esta pandemia que estamos viviendo y el impacto que iba a generar la cuarentena, pues déjame decirte que eso es el día a día del empresario, un día sube o baja el dólar, lo cual a algunos les afecta las importaciones a otros les beneficia las exportaciones, baja o sube el petróleo, sale nueva competencia, cambia la oferta y demanda, sacan nuevos impuestos y millón de situaciones, que solo sí, tu estás fuerte y realmente te apasiona lo que haces, vas a saber sortear cada situación sin desanimarte y desistir.

¿Sabías que el 70% de las empresas fracasan antes de sus primeros cinco años?, lo afirma Confecámaras.  Por eso ni que se te pase la vida pensándolo, pero tampoco apresurarte sin estar convencido que vas a poder superar los obstáculos y triunfar.

Recuerda, pasión + talento + propósito es la fórmula inicial para arrancar.

El propósito debe reflejar las motivaciones ideales de las personas que trabajan en la organización. Es como el alma de la organización. Por eso me refería al propósito intangible, donde vas a colocar tu talento al servicio de los demás, acá varios ejemplos, para que lo entendamos:

  1. Si diseñas unas lindas joyas, tu propósito no es solo vender joyas y accesorios, sino tal vez… con esas joyas quiero que las mujeres resalten su belleza, vanidad y amor propio.
  2. Si estoy colocando un salón de té u onces, no es solo abrir un local y vender como tal onces, postres y bebidas calientes, sino tal vez… quiero que sea el sitio de encuentro de amigos, familia y posibles socios de negocio donde puedan recordar una gran tarde de una experiencia memorable de tertulia, momentos y sacar grandes ideas de negocio.
  3. Si mi negocio es diseñar y vender zapatos, de pronto el propósito no es solo cuántos zapatos vendo al mes, sino tal vez… ofrecer una experiencia de confort al usar unos zapatos cómodos, totalmente pensado uno a uno de los diseños, que sean para cada tipo de pie.
  4. Si mi empresa ofrece servicios de turismo, no solo vendes un vuelo, una habitación, estás ofreciendo sueños, poder conocer otro destino, vivir una linda experiencia, disfrutar nuevos platos, conocer otra cultura, es entretenimiento, descanso, vacaciones, familias, parejas y amigos felices.
  5. Si mi empresa ofrece talleres y coaching no es solo vender como tal el servicio, sino el contribuir en el crecimiento personal, profesional y empresarial de las personas y empresas que reciben mi conocimiento.

Y así, podríamos evaluar cada uno de los casos de negocio, el propósito es lo que se debe volver tu promesa de valor.

Una vez te asegures que tienes estas bases, ahí si pregúntate:

¿Quién es mi cliente?

¿Qué necesidad puntual voy a resolver?

Por otro lado, debes saber que hay unos valores o características que debe tener el emprendedor, para que revises si las tienes, si no, como las vas a desarrollar, y sino con quien te vas a asociar que te ayude a complementar estos valores requeridos. Acá algunos de los más importantes.

  1. Pasión. Un emprendedor sin pasión por lo que hace no tiene ningún sentido. Debe tener una firme apuesta y defender con pasión su idea.
  2. Optimista. Ser positivo ayudará al emprendedor a convertir las amenazas en oportunidades.
  3. Visionario y estratega. Poder ver más allá para identificar las oportunidades.
  4. Perseverante/resiliente. No se rinden si fallan, de cualquier fallo o fracaso ven posibilidades, ven aprendizajes.
  5. Tomar riesgos – Tolerante a la incertidumbre. Lo recomendable para las personas que apenas empiezan con su emprendimiento es tener un plan A, B, C, D, E, etc. Teniendo en cuenta el mejor y el peor escenario y estar preparados para ambos escenarios.
  6. Capacidad de aprendizaje y aprendizaje del fracaso. Es necesario tener una buena actitud, tanto para lo bueno que vendrá, como para lo malo. Aprender día a día de los aciertos y de los errores es otra de las grandes cualidades que ha de tener un buen emprendedor.
  7. Manejo del cambio y flexibilidad. Saber reaccionar a los cambios de mercado. Poder reinventarse todo el tiempo.
  8. Liderazgo: Poder motivar, inspirar y conectar con el equipo.
  9. Confianza en sí mismo, ser asertivo. Mostrarse seguro de sí mismo y hacérselo ver al resto.
  10. Tener dotes comerciales y capacidad de networking. Si no tienes ventas, no hay dinero que entre a tu negocio. El emprendedor debe saber explicar correctamente su negocio, debe saber vender y venderlo a los clientes, proveedores o inversores. Crear un tejido de contactos nos permitirá vender más y vender mejor.
  11. Trabajo arduo y compromiso. La dedicación funciona como un arma principal en todo emprendedor/a que logra el reconocimiento.
  12. Credibilidad. Confianza y conocimiento.
  13. Integridad. Como profesional y ser humano. Siendo un emprendedor íntegro buscarás siempre el ganar/ganar.
  14. Cumplimiento de los compromisos. Toda empresa respetable ha de proyectar una imagen seria.
  15. Identificar a las personas adecuadas y saber trabajar en equipo. Es importante seleccionar el equipo por el talento y no al mejor amigo. Y Saber trabajar en armonía definiendo roles y reglas claras.
  16. Disciplina. La disciplina es poder hacer lo que tienes que hacer cuando tienes planeado hacerlo.
  17. Organización, planificación y ser buen administrador. Los emprendedores que tienen éxito planean su día, semana y mes. Existen muchos emprendedores que empiezan a tener éxito, pero que terminan gastando más dinero del que entra a su empresa y, por lo tanto, terminan por hacer que su empresa quiebre.
  18. Creativo. Debe tener una mente innovadora y creativa. están siempre barajando posibilidades de negocio y sienten la necesidad de crear.
  19. Resolutivo. Tomar acción a tiempo.
  20. Orientado a resultados: Realiza pequeñas acciones todos los días en torno a esos resultados y a la dirección a la cual deseas llegar.

En los siguientes artículos, veremos:

Parte 2/4 Vamos a profundizar sobre la definición de producto, servicio, cliente ideal y target.

Parte 3/4 La importancia de escoger bien a los socios, y equipo requerido para cubrir la parte comercial, administrativa, técnica y sobre la inversión inicial.

Parte 4/4 Plan de negocio.

Esperanza Velandia Tamayo

GLOBAL MINDS SAS

www.globalminds.co

¿ESTÁS PENSANDO EMPRENDER? 

ESTAS BASES TE VAN A AYUDAR MUCHO 

Parte 2 de 4 – Producto/Servicio; target  

Una vez has superado la primera fase de evaluar propósito + pasión + talento, has revisado las características del emprendedor y has tomado la decisión consciente de emprender, el siguiente paso es definir ¿cuál es tu producto y/o servicio? ¿cuál es tu cliente ideal? Y ¿Qué necesidad puntual vas a resolver con tu producto y/o servicio? Si tu idea de negocio cubre una nueva necesidad tendrás muy poca competencia. Analizar tu competencia, definir tu market share y mercado objetivo y tu valor agregado. 

Evaluar si tu producto o servicio es innovador y que lo hace diferente de la competencia. 

Cuando defines tu producto, debes ver si es un único producto, o vas a tener diferentes líneas de negocio y diferentes categorías, debes definir todo lo relacionado: De ahí que en mercadeo se habla de las 4 Ps 

  1. Producto 
  1. Precio 
  1. Promoción – publicidad 
  1. Plaza – distribución 

Y dentro de la definición de tu producto entran muchas variables intangibles que son muy importantes para garantizar que estás ofreciendo un bueno producto o servicio tales como tu marca, el empaque, la entrega, el servicio, el proceso de producción. Adicionalmente debes entender el ciclo de vida de tu producto, la temporalidad, las características técnicas, las políticas del producto tales como la política de cartera, los acuerdos de servicio y con esto definir y diseñar tu portafolio de productos y/o servicios y en lo posible diseñar tu página web para dar visibilidad a este portafolio. 

Por supuesto, antes de salir a comercializar debes haber hecho un estudio de viabilidad financiera para entender que tu negocio sea rentable y en que momento llegarás a punto de equilibrio, evaluando los diferentes escenarios ideal, medio o conservador. 

Importante peguntar que necesidad real vas a resolver y que tanta competencia tienes y cuál va a ser tu diferencial, esta respuesta te va a servir para crear el mercado total de tu producto o idea de negocio, ver cuál es el market share que existe con la competencia y cuál va a ser tu objetivo estratégico ¿a qué % del mercado total vas a aspirar y en cuanto tiempo lo vas a lograr? 

Analiza varios casos de negocios exitosos, y te darás cuenta que la piedra angular es que se centraron en resolver problemas, ej 

Airbnb les permite a propietarios de propiedades que necesitan generar un ingreso extra (necesidad/problema) con turistas que están buscando alojamiento y no quieren asumir costos altos en hoteles (cubrir necesidad o problema), al final todos ganan, esto debe ser el punto principal de tu idea de negocio, que necesidad o problema voy a resolver. 

Por eso para generar tu idea de negocio, tu producto o servicio, es importante que observes el mercado, hables con la gente, salgas a la calle, seas muy observador, y evalúa si la gente necesita tu producto, si lo usaría, si estaría dispuesto a pagar por él, para eso existen las entrevistas, los focus group, las encuestas.  

Una vez hayas definido bien tu producto o servicio, ahora trata de acotar tu mercado objetivo al mínimo detalle: ¿Va dirigido a empresas o personas naturales?; ¿a que rango de edad?; ¿género?; ¿estrato?; ¿nivel socio económico?; ¿va a ser a nivel local, nacional, internacional? Si es empresarial ¿a que sector de la economía, a que segmentos?  

Luego debes ver tu capacidad de operación (sea que seas fabricante, distribuidor, comercializador), para estimar tus ventas, y dependiendo de esto tus estrategias comerciales y de mercadeo más fuertes o menos dependiendo de la capacidad de producción y entrega y de esta manera definir tu objetivo cuantitativo específico a corto, mediano y largo plazo. 

Si tu negocio implica abrir un local, es otra decisión que debes evaluar muy sistemáticamente, debes estudiar muy bien el sector, ver que tanta competencia hay, que tanto tu cliente ideal visita ese sector y cuánto tráfico tiene el sector, ver el resultado vs el costo de inversión, preguntando a la gente si hace falta ese negocio ahí. 

En cualquiera de los casos, debes considerar que tu producto o servicio esté visible en medios digitales, redes sociales, hay que ir con las tendencias, con el mercado, con la situación actual, y todo nos lleva a que hoy es muy importante el marketing digital, el mundo va hacia lo virtual, ventas on line, negocios e_business. 

En nuestra siguiente edición entraremos a ver lo relacionado a socios, inversión, parte administrativa, logística, producción etc. 

Ánimo, se que son muchas cosas, pero mientras mas te prepares y contemples cada cosa, maximizas la posibilidad de tener éxito en tu negocio.

 

¿ESTÁS PENSANDO EMPRENDER?

ESTAS BASES TE VAN A AYUDAR MUCHO…

Parte 3 de 4 – Socios –Músculo financiero – habilidades administrativas

Ya hemos hablado en nuestros dos artículos anteriores de los pilares básicos para emprender pasión + talento + propósito y en el segundo artículo de la importancia de tener claro ¿quién es tu cliente? Y ¿qué necesidad puntual está resolviendo tu negocio?, en esta 3ª. edición quiero hablarte de otros temas, no menos importantes.

Hay mucha gente que no planea conscientemente estas 3 variables que vamos a hablar acá:

  1. ¿Quiénes serán mis socios?
  2. ¿Tengo el suficiente músculo financiero?
  3. ¿Tengo las habilidades administrativas o alguno de los socios la tiene?

Aunque las estadísticas muestran que hay muchos factores que hace que el 70% de las empresas cierren antes de un año, solo 20% logran pasar el umbral de 5 años y solo un 10% supera los 10 años. Algunas de estas razones son externas como la situación económica del país, por supuesto aumentada ahora con la crisis del COVID-19; las altas cargas laborales e impositivas, entre otras, pero me quiero enfocar a causas internas que deberían estar bajo nuestro control y responsabilidad y que hace que muchas empresas fracasen.

El tema de definir con quien me voy a unir para hacer sociedad es supremamente importante y crítico.  Como les decía en el 1er artículo, hacer empresa es un carrusel, un día se obtienen logros importantes, al otro día puede aparecer cualquier evento que nos hace perder mucho dinero o enfrentarnos a situaciones verdaderamente difíciles, cuando el negocio no marcha todo lo bien que se espera es cuando empiezan a aflorar los primeros desacuerdos y conflictos entre los socios.  

Cuando estés armando sociedad, pregúntate si tus socios comparten los mismos valores y filosofía de vida que tú, si los dos buscan cosas similares como propósito de compañía, si están en situaciones de vida similares, si puedes confiar ciegamente en la otra persona, y como va a reaccionar ante una situación de crisis, busca que la comunicación sea totalmente clara y transparente de cuál va a ser el aporte de cada uno tanto económico como a nivel de capital industrial, que responsabilidad va a tener cada uno, así mismo, si los resultados no son los esperados, si cada uno va a poder responder con posibles inversiones adicionales, posibles pérdidas y obligaciones adquiridas, como van a enfrentar los problemas, como va a ser el nivel de jerarquía y de comunicación. Tristemente una mala sociedad puede acabar con amistades de muchos años, con relaciones familiares e incluso puede terminar en problemas legales. Piénsalo dos y tres veces antes de conformar una sociedad. Cada año la Superintendencia de sociedades atiende más de 500 casos de conflictos societarios., así que de nuevo antes de emprender resuelve adicionalmente estas preguntas: cómo te complementa ese socio, qué podría aportar, cuáles son sus habilidades y en qué área tiene más experiencia para agilizar algún proceso y asesórense bien desde el ámbito jurídico cuando estén constituyendo los estatutos para que quede clara las clausulas de salida de algún socio y las restricciones de  responsabilidad que tiene la empresa y los representantes legales de la misma, busca que tus socios no sean personas de personalidad compleja, por el contrario, que ante cualquier dificultad tengan la virtud de enfrentarla con coraje, con respeto y con altos estándares de comunicación.

Por otro lado,  el tema económico/financiero es muy importante, a veces hacemos cuentas alegres, pero el papel y el Excel aguanta todo, es importante hacer un verdadero estudio de factibilidad antes de iniciar, apostándole a escenarios positivos, pero también trabajando el escenario conservador y más bajo, de forma que no haya sorpresas, y que veamos que tenemos la capacidad de sobrevivir por un buen tiempo (de 1 a 3 años) con el escenario mas pesimista, y tener la habilidad administrativa, financiera y visionaria para administrar la empresa con costos bajos hasta que realmente la rentabilidad de la compañía permita hacer mayores inversiones.

Debes buscar que los costos fijos sean lo mas bajos posibles hasta que el negocio sea autosostenible, tener claro cuánto tiempo puede aguantar los socios sin tener unas entradas libres (Estilo salario, honorarios) y ver que la inversión inicial pueda cubrir ciertos meses mientras el negocio llega a punto de equilibrio, también pasa mucho que se esperan resultados mucho antes de lo real, y la realidad lleva a que alguno de los socios debe emplearse o salirse del negocio porque su situación personal lo obliga a esto, todo esto debe contemplarse desde el inicio, y tener claras las reglas de salida, ej. Si un socio se emplea, ¿cuál va a ser su aporte mensual ya que no va a poder seguir asumiendo su role en la compañía?.

Conozco gente que es muy hábil para los negocios, las ventas, conocen muy bien su negocio, pero son malísimos administrando y terminan con serios problemas de deudas, porque han despilfarrado el dinero en grandes lujos, oficinas, muebles, personal costoso, o simplemente no saben administrar el dinero, gastan más de lo que entra, y esto no solo le pasa a los empresarios sino a muchas personas, que gastan más de lo que ganan y en vez de lograr una libertad financiera, cada vez están más presos de los intereses de obligaciones bancarias y/o de acreedores.  Por eso es muy importante ver quien de los socios tiene la habilidad administrativa y el valor de la honestidad para confiarle este manejo del dinero (Cuentas bancarias, ejecución presupuesto, compras, pagos)., en lo posible, es mejor que al menos dos personas tengan este control.

Como ves hacer empresa es la suma de muchos factores, todos igualmente importantes, por eso la invitación es que lo hagamos de manera consciente, y busquemos la asesoría necesaria para minimizar las posibilidades de fracaso.

En el siguiente artículo, hablaremos del plan de negocio.

Esperanza Velandia Tamayo

GLOBAL MINDS SAS

www.globalminds.co

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
LinkedIn
Twitter
Instagram